lunes, 29 de mayo de 2017

Tecnología y procesos electorales


El desarrollo de Internet abre una nueva forma de participación y colaboración. Vivimos en un mundo donde cualquier persona puede compartir y construir una comunidad de conocimiento, visitar otros países sin moverse de su asiento o expresar una opinión con millones de otros usuarios. Las tecnologías que nos permiten vincularnos a pesar de la distancia están creando nuevas formas de gobernar y de participar políticamente.

La administración pública y la Industria de Tecnologías de Información, tenemos una gran tarea: generar y aprovechar mejor las herramientas tecnológicas para lograr una mayor conexión social en temas políticos – electorales. La participación y el ejercicio de los derechos políticos no se limitan a las urnas, pero significan el inicio de una construcción de un mejor gobierno.

La Iniciativa para el Gobierno Abierto de la administración del ex presidente Barack Obama, partió de la premisa de que la función gubernamental debería consistir en vincular a los ciudadanos y permitirle el acceso a la información. Ex presidente que antes de llegar al cargo, hizo uso intensivo de las redes sociales en internet para conectarse y empatizar un proyecto en común, acción que logró generarle no sólo fondos para su campaña electoral, sino que lo llevó a ganar dos elecciones en 2008 y 2012.

El uso de tecnología es transversal en todas las etapas del proceso electoral. Ha contribuido a fortalecer los mecanismos, proteger el sufragio y aumentar el acceso a éste, disipar expectativas a través de los resultados preliminares e inhibir prácticas fraudulentas.

En Costa Rica implementaron Tecnologías para la Gestión de Material Electoral con Identificación por Radio Frecuencia, para mitigar las posibilidades de fraude, interrupción de la jornada electoral por falta o extravío de materiales en los centros de votación.

El voto electrónico permite divulgar los resultados electorales más rápidamente, disminuir los gastos en materiales físicos y evitar errores que puedan ocurrir en el conteo final. El voto por internet es una solución que ha permitido en Francia el uso de la infraestructura digital para el registro y conteo del mismo. Incluye diferentes niveles de seguridad y los ciudadanos pueden verificar si su voto quedó registrado correctamente a través del sitio web institucional.

República Dominicana ha usado las Unidades de Escaneo y Transmisión para facilitar el proceso de cómputo y permitir que los resultados electorales sean divulgados con mayor rapidez y precisión. Genera una copia de los resultados y distribuye un soporte digital para consulta. Disminuye la entrega de valijas con material electoral.

En Columbia (EEUU), la lista electoral impresa en papel ha sido sustituida por e-pollbooks, computadoras portátiles con la base de datos actualizada de electores: permite la lectura rápida de documentos de identidad con códigos de barra o banda magnética y la búsqueda automática de la información biográfica del votante entre los registros.

Actualmente podemos encontrar soluciones que pueden instalarse en cualquier equipo, como son los módulos de CRM, estos tienen la capacidad de registrar toda la información de los ciudadanos y darles seguimiento, mejorar la comunicación, interacción, colaboración y capacidad de respuesta entre los ciudadanos y las instituciones electorales. Pueden ayudar a enfrentar los desafíos de las crecientes expectativas de atención ciudadana y la disminución de los recursos financieros.

México también ha incluido innovaciones tecnológicas en materia electoral, ejemplo de ello, es el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), sistema que recopila los datos de la jornada electoral, los captura, transmite y difunde de forma inmediata para arrojar resultados parciales de una elección, así mismo pueden ser visualizados en internet. También se ha aprovechado las terminales de tarjetas de crédito para transmitir de forma segura el conteo de votos.

De los países donde se han implementado sistemas de votación electrónica, se destaca el caso del Estado de Jalisco, ya que hasta el momento su urna electrónica es el único modelo en el mundo que puede ofrecer la impresión de actas, impresión de testigos de voto y transmisión final de los resultados. Provee mayor eficiencia en el proceso al reducirse el error humano, se vuelve más automatizado, al manejarse un alto volumen de datos en simultáneo.

Haciendo uso de las TIC podremos involucrarnos más en las etapas del proceso electoral, saber a dónde acudir si queremos denunciar algún delito, cómo obtener información, conocer la plataforma electoral de algún partido político y tener certeza de la transparencia al emitir nuestro voto. Es tarea de todos los actores políticos y de la ciudadanía usar estas herramientas para fortalecer la participación y el mejoramiento de los procesos electorales.




lunes, 22 de mayo de 2017

Neutralidad tecnológica, una forma de impulsar el desarrollo.

Para mejorar la administración pública y a su vez lograr la transformación de todo el gobierno, en cuatro años, México puso en marcha una estrategia de gobierno electrónico que posicionó al país entre los mejores usuarios de servicios en línea del mundo. Los resultados han sido optimizar el uso de los recursos gubernamentales y el manejo de la información. Sin embargo, es necesario llevar estos logros a otro nivel para fomentar la innovación, beneficiar la economía e incrementar los niveles de bienestar social, según el informe de la OCDE sobre Datos Abiertos del Sector Público en México de 2016.

El gobierno electrónico o e-gobierno está integrado por: tecnología, ciudadanía, empresas, gobierno y aspectos normativos, que en conjunto son cruciales para el éxito de una nueva gestión pública. El uso apropiado de las Tecnologías de la Información en la administración pública no es una tarea fácil, no sólo por lo complejo del sector y por las grandes inversiones en los proyectos, sino también por el gran impacto económico que genera.

Las empresas dedicadas al desarrollo de Tecnologías de la Información tenemos el deber de aportar conocimiento estratégico e innovador a los motores económicos del país y así replantear la contribución de la industria a la transformación gubernamental en el país.

Con la oportunidad de impulsar la adopción inteligente de tecnologías innovadoras, es importante habilitar el cumplimiento de la neutralidad tecnológica; como el derecho de libre elección por parte de la Administración Pública para exigir la mejor opción disponible por el coste total del mismo, que le asegure calidad y la capacidad de resolver todas sus necesidades y requerimientos de forma satisfactoria. La ley debe permanecer neutra en cuanto a los tipos de tecnología y el desarrollo de las mismas.

Ante ello, es transcendental evolucionar el mercado. Invertir en investigación para generar más y mejores desarrollos tecnológicos, capaces de ofrecer múltiples herramientas y soluciones capaces de adaptarse a los requerimientos gubernamentales. La libre concurrencia de los proveedores en el mercado de las Tecnologías de la Información brindará la posibilidad de encontrar mayores opciones de elección a la Administración Pública, para que no le sea impuesta, de facto o explícitamente, ningún tipo de tecnología específica, sino que elija aquella que cumpla sus expectativas. Las leyes deben apegarse al principio de neutralidad tecnológica como forma de impedir la obsolescencia de la misma.

Imponer legalmente tipos específicos de tecnología, más allá de que sea libre, comunitaria, de bajo costo o gratis, sin tomar en cuenta los requerimientos específicos de las instituciones públicas, implica mayores peligros: no se toma en cuenta los controles de calidad que evitan la presencia de agujeros de seguridad, los costos imprevistos en mantenimiento e implementación o si es que en verdad ésta soluciona sus necesidades.

Al desarrollar tecnología para instituciones públicas se tiene la responsabilidad de actuar con mayor ética y profesionalismo, comprometerse con proyectos que tengan como usuario final al gobierno y a la ciudadanía, implica más esfuerzo e inversión. Innovar es un requerimiento para ofrecer como valor agregado sustentabilidad, funcionalidad, eficiencia y productividad, significa hacer valer cada peso que la Administración Pública invierte en tecnología.

Si queremos ser competitivos ante este escenario, nos queda poner al servicio a todo nuestro personal altamente capacitado e inversión en innovación para desarrollar software; con mejores controles de calidad, con soluciones eficientes, amigable y fácil de emplear para cualquier usuario sea experto o no, que sea de uso común, compatible y actualizable, así como brindar siempre nuestros servicios de respaldo, soporte y seguridad en todo momento como proveedores comprometidos para garantizar la satisfacción del usuario.


La Administración Pública Mexicana hasta el momento continúa encaminando la transformación gubernamental y visualizamos una oportunidad favorable. Aún está en busca de soluciones sólidas, respaldadas por líderes en tecnología a nivel mundial que invierten para el crecimiento no sólo tecnológico, sino también económico y gubernamental local; actualmente pueden encontrar y elegir diversas herramientas que responda a todas sus necesidades. Por ello, seguimos buscando incrementar el nivel de las soluciones tecnológicas que desarrollamos, con el fin de colaborar con la transformación digital que brinde una mejor calidad de vida.