martes, 5 de julio de 2016

LA NUBE PUEDE CAMBIAR EL GOBIERNO DE MÉXICO

La Estrategia Digital Nacional es un texto emitido por el gobierno de México para marcar la diferencia en adopción y desarrollo de las Tecnologías de la Información (TI) en el país y que si es bien aprovechada puede hacer cambios incluso políticos con sólo utilizar la nube, de acuerdo con Marcos García, Director General de Grupo ORSA.

En entrevista para The IT Profile, el también experto en TI indicó que esta política nacional ya tiene tiempo de haber sido publicada (2013), pero en el presente tiene reformas impulsadas por la iniciativa privada que se enfocan en la transparencia y la rendición de cuentas.

“Las TI son un catalizador de innovación que genera eficiencia en los procesos, en especial si se aprovecha la nube de información, ya que ésta va a revolucionar la vida como la conocemos”.
El directivo describió que antes de estas precisiones que se están haciendo, se tenía incertidumbre por el manejo de datos en estos entornos virtuales y ahora las entidades pueden aprovechar de manera importante la nube porque lo único que se puede excluir de estas plataformas son los datos de seguridad pública o seguridad nacional.
“En Grupo Orsa creemos en formar ecosistemas tecnológicos que hacen mejores gobiernos basados en la nube. Antes los llamados CIO, o jefes de tecnología, de las dependencias dudaban de esta opción porque tenían temor de tener su infraestructura en otro sitio. Sin embargo, ahora está demostrado que los modelos de negocio revolucionarios como Uber o Waze, pueden usar estas herramientas y cambiar industrias completas. Eso pasará en el sector público”.
Asimismo, dijo que quienes también solicitan estas modificaciones son los millennials, una generación que siempre ha vivido con la tecnología, porque así es como buscan acercarse al gobierno ya que de lo contrario habría una mayor brecha digital en nuestro territorio.

Los retos a superar

En la opinión del experto, el principal inconveniente de esta política digital es la resistencia al cambio, pero el catalizador de uso de la nube es la eficiencia. Una meta que el gobierno siempre tiene en mente.
“La Estrategia eficienta el gobierno y lo acerca a la ciudadanía. La única limitante está en la capacidad de imaginación de un funcionario. (…) Cabe destacar que las reglas ya están puestas, pero no son obligatorias, así que depende de cada parte el cómo aprovecha los beneficios. Nosotros como iniciativa privada tenemos la tarea de enseñar su beneficios porque hay que recordar que un gobierno sin tecnología, es un pobre gobierno”.
En el tema de seguridad indicó que la nube es uno de los medios con más protección en la actualidad, tanto en su capacidad de respaldo como en la de evitar hackers, y el reto es mantenerse actualizado al avance de la tecnología para no quedar rezagados.

El modelo de negocio cambia

Por otro lado, Marcos García comentó que la iniciativa privada (IP) tiene como reto cambiar la forma de hacer negocio, en especial en sus servicios ya que antes estaban acostumbrados a vender licencias completas y ahora las directrices mandan que lo más benéfico es la renta de servicios o soluciones.
“La nube tiene ese rasgo, puede instalarse de manera inmediata. Por ejemplo, un ente que monitorea las elecciones, con la estructura anterior necesitaba comprar un gran servidor, ahora puede rentarlo por el tiempo que lo usa. Tienes una capacidad infinita de procesamiento y pagas lo que necesitas, cuando lo necesitas”.
Describió que como parte de un grupo de asociaciones, su empresa está abogando porque en esta política se maneje de forma más clara el tema de neutralidad tecnológica, es decir, que no haya preferencia por una marca o por una “no marca” (con el uso de licencias de datos abiertos) y haya un balance según las necesidades de las entidades.
“Otro tema que buscamos es que en las leyes de adquisición y obra pública se tenga menos inclinación al sector público. En ocasiones las responsabilidades de la IP son ilimitadas y los contratos se pueden rescindir sin estructuras claras, si esto se cambia todos los participantes pueden aportar más al desarrollo de las TI en México”.
Acotó que hasta ahora la participación va por buen camino con varias herramientas de gestión de datos en dependencias de cuidado a víctimas y de cambio climático.